martes, 8 de noviembre de 2016

Navío de línea Real Felipe

English version

Muchos británicos, y algunos visitantes de Hacienda Riquelme, han utilizado el ferry que enlaza Plymouth con Santander.

La ciudad de Santander está situada a orillas del mar Cantábrico. Tiene una gran bahía, al fondo de la cual estuvo el Real Astillero de Guarnizo, en el que se construyeron muchos de los mejores barcos de la marina de los Borbones. Cesó su actividad avanzado el siglo XVIII, tras la entrada en servicio de los arsenales de Ferrol, Cádiz y Cartagena (ver El Arsenal de Cartagena).

En Guarnizo se construyó el Real Felipe, el primer navío de primera clase hecho en España en el siglo XVIII, capaz de llevar hasta 114 cañones en tres puentes. Fue el único de estas características construido según el sistema Gaztañeta, con planos atribuidos a Ciprián Autrán. Fue también el único de su clase construido en el astillero cántabro y se le conocía como El orgullo de Guarnizo.

El Real Felipe llevaba ese nombre en honor de Felipe V, primer rey de España de la dinastía Borbón. Se puso en grada en 1731 y se botó en 1732. La batería baja llevaba 30 cañones de bronce de 36 libras. Los cañones de hierro de las restantes baterías se fundieron en la muy cercana fábrica de La Cavada (ver Cartagena y la Real Fábrica de Artillería de La Cavada).

El navío resultó rápido y marinero con buena mar, pero presentó bastantes problemas con mala mar, debido a una construcción de calidad inferior a la del diseño.

El Real Felipe deja por la popa la bahía de Santander y la isla de Mouro. Reproducido por cortesía de Carlos Parrilla.
La mayor parte de la actividad del Real Felipe tuvo lugar en el Mediterráneo durante la llamada Guerra de la Oreja de Jenkins (o Guerra del Asiento) que enfrentó a Gran Bretaña y España a partir de 1739. Desde 1742, la guerra continuó dentro del conflicto europeo conocido como Guerra de Sucesión de Austria.

Haga clic en la imagen para ampliarla
A finales de febrero de 1742, una escuadra franco-española, cuyo navío más poderoso era el Real Felipe, llegó a Tolón. Allí fueron bloqueados al poco por la flota británica.

Casi dos años después, el 19 de febrero de 1744, esta escuadra se hizo a la mar, navegando hacia el sur. Simultáneamente lo hacía la británica desde su cercana base en Hyères.

El jefe de la escuadra francesa era el anciano pero enérgico almirante Claude-Élisée de Court, que mantenía bastantes discrepancias con el jefe de la escuadra española, el almirante Juan José Navarro, muy prestigioso por sus trabajos técnicos y científicos. El jefe de la escuadra británica era el veterano almirante Thomas Mathews.

El 22 de febrero, ambas flotas se enfrentaron en la batalla de Cabo Sicié (o batalla de Tolón).

La línea de batalla franco-española la componían 9 navíos franceses en la vanguardia, 6 franceses y 3 españoles en el centro, y 9 españoles en la retaguardia, en total 23 navíos.

La línea de batalla británica constaba de una vanguardia con 9 navíos, un centro con 10 y una retaguardia con 13, en total 32 navíos.

Francia no estaba aún técnicamente en guerra con Gran Bretaña por lo que sus barcos tenían orden de no disparar salvo que los británicos lo hicieran primero.

La línea británica navegaba en paralelo y algo retrasada respecto a la franco-española. Además, la retaguardia británica se quedó muy rezagada.

Mathews decidió dar la orden de atacar al ver que la retaguardia española navegaba con algún desorden, que 5 navíos se quedaban también rezagados y que el Real Felipe, buque insignia de Navarro, se quedaba con el apoyo próximo de sólo 2 navíos.

La vanguardia británica se enfrentó al centro franco-español, mientras que el centro británico lo hacía con la retaguardia española. Fue en esta última donde tuvo lugar el grueso del combate. El Real Felipe se llevó la peor parte quedando completamente desmantelado, no sin causar antes graves daños a los navíos británicos Namur, buque insignia de Mathews, y Marlborough.

El cuadro representa la batalla de Cabo Sicié en el momento en el que el HMS Namur (90 cañones), buque insignia del almirante Mathews, tiene que retirarse machacado por el fuego del Real Felipe (110 cañones), buque insignia del almirante Navarro. Reproducido por cortesía de Carlos Parrilla.
Tras varias horas de cañoneo, los españoles habían rechazado dos ataques pero se encontraban en una difícil situación. De Court inició por fin una maniobra con la vanguardia, amenazando con envolver a los británicos. Estos, también muy castigados, tuvieron que retirarse a media tarde para reorganizarse.

De Court propuso a Navarro atacar a los ingleses pero el estado de los navíos españoles les hizo desistir de la idea.

Al amanecer del 23, la escuadra franco-española comenzó a navegar hacia el oeste. Lo hizo con desorden y perseguida por la escuadra británica con la que mantuvieron algunos enfrentamientos menores. Al día siguiente, Mathews ordenó la retirada a la base de Mahón, en la isla de Menorca, por entonces en manos inglesas. Allí repararía sus barcos y reanudaría su misión de vigilar las costas italianas.

Los barcos de la escuadra aliada llegaron a diversos puertos españoles, la mayoría al de Cartagena.

El Real Felipe fue el protagonista principal de la batalla de Cabo Sicié, tras la que quedó tan dañado que tuvo que ser remolcado hasta el arsenal de Cartagena para no navegar nunca más. Fue desguazado en 1750, 18 años después de su botadura.

El resultado de la batalla y las actuaciones de los contendientes fueron y siguen siendo muy discutidos. Desde el punto de vista táctico la batalla quedó en tablas. Pero lo cierto es que la escuadra combinada logró romper el bloqueo al que estaba sometida en Tolón, resistió el ataque de la escuadra británica y recuperó durante unos meses el dominio del Mediterráneo occidental.

En Inglaterra tuvieron lugar varios consejos de guerra que terminaron con un veredicto, en el que Mathews fue declarado culpable de diversos cargos y expulsado de la marina.

En España, la batalla se consideró un triunfo y Navarro fue nombrado Marqués de la Victoria.

De Court fue relevado del mando a su llegada a Cartagena, tras ser acusado por varios capitanes españoles de un supuesto abandono por parte de los navíos franceses.

España no dispuso de más navíos de línea de primera clase hasta bastantes años después, cuando se decidió construir en el astillero de La Habana el Santísima Trinidad, que se botó en 1769.

Vista del Real Felipe por su costado de estribor navegando por la bahía de Santander entre la ciudad y el arenal de El Puntal. Reproducido por cortesía de Carlos Parrilla.
Enlaces relacionados
Carlos Parrilla (website)
Real Felipe (1732) (Wikipedia en español)
Navío Real Felipe. José Ignacio González-Aller Hierro (todoababor.es)
Batalla de Tolón (Wikipedia en español)
Battle of Toulon (1744) (Wikipedia en inglés)
La campaña de don Juan José Navarro en el Mediterráneo y la batalla de Sicié (1742-1744) (todoababor.es)
El navío de tres puentes en la Armada española. José Ignacio González-Aller Hierro (todoababor.es)
El navío de línea español (todoababor.es)
Navíos de línea de la Armada Española (Wikipedia en español)
List of ships of the line of Spain (Wikipedia en inglés)
Listado de los navíos de línea de la Real Armada española (todoababor.es)

Libros relacionados
Historia de la Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y de Aragón. Cesáreo Fernández Duro
El buque en la Armada Española. Enrique Manera Reguera (director) y varios autores. Editorial Silex. Bilbao 1981
España y el mar en el siglo de Carlos III. Vicente Palacio Atard (coordinador) y varios autores. Marinvest, S.A.  Madrid 1989
Victorias por mar de los españoles. Agustín Ramón Rodríguez González. Grafite Ediciones. Madrid 2006
22 derrotas navales británicas. Víctor San Juan. Ediciones Navalmil. Madrid 2014

Entradas relacionadas
Cartagena and the Royal Artillery Factory at La Cavada
Cartagena y la Real Fábrica de Artillería de La Cavada
The Arsenal of Cartagena
El Arsenal de Cartagena
Voyage of the Glorioso
Carrera del Glorioso
Blas de Lezo y la batalla de Cartagena / Blas de Lezo and the battle of Cartagena
Una derrota de Nelson cerca de Cartagena / Nelson’s defeat near Cartagena
Nuestra Señora de las Mercedes